sábado, 23 de marzo de 2013

Documental de Iridologia

viernes, 22 de marzo de 2013

Arbol de Neem (Azadirachta indica) o Nim

El árbol del Neem (Azadirachta indica), también conocido como árbol de Nim, es originario de la India y de Birmania, pero ya ha sido introducido para cultivo a otros países de Asia,  África, América, Australia y las islas del sur del Pacífico; está presente en zonas tropicales y subtropicales, normalmente se evita plantarlo en las zonas montañosas.
En Camboya se lo conoce también como Sadao o Sdao, y en Vietnam como Sau Dau.  En algunos países latinoamericanos se le conoce como Nimba.

Características físicas


El Neem es un árbol de rápido crecimiento que puede alcanzar 15 a 20 metros de altura y raramente 35 a 40 m. Tiene abundante follaje todas las temporadas del año, pero en condiciones severas se deshoja, incluso casi completamente. El ramaje es amplio, y puede alcanzar de 15 a 20 m de diámetro ya desarrollado.
El tronco es corto, recto y puede alcanzar 12 dm de diámetro. La corteza es dura, agrietada y desde color gris claro hasta castaño rojizo. La savia es blanca grisácea y el corazón del tronco es rojo; cuando se expone a al aire se torna de castaño rojizo. Las raíces consisten de una robusta raíz principal y muy desarrolladas raíces laterales.
El tallo de hojas mide de 2 a 4 dm de longitud, con 20 a 31 hojas verde oscuras de 3 a 8 cm de longitud. La hoja terminal es a menudo faltante. El peciolo es corto. Hojas muy jóvenes son de color rojo o púrpura. La forma de las hojas maduras es menos asimétricoy sus márgenes están dentados.

Propiedades Medicinales

Las propiedades curativas y medicinales del Neem han sido aprovechadas por muchos años en la medicina Hindú.  Todavía en la actualidad los hindúes que habitan en zonas rurales se refieren al árbol del Neem como  “La Farmacia del Pueblo” por su capacidad para aliviar muchas enfermedades.

Los científicos modernos han encontrado más usos probados para este árbol.  La semilla, la corteza y las hojas, tienen compuestos con usos antisépticos, antivirales, anti-inflamatorios, anti-ulceras y anti-hongos. El Neem es un excelente auxiliar en el tratamiento y prevención de diferentes padecimientos; muchas de sus propiedades han sido probadas y aprovechadas en los siguientes casos:

Soriasis:  El aceite de las semillas y el extracto de las hojas del Neem puede ser la solución a la Soriasis.  Disminuye la comezón y el dolor, a la vez que reduce la costra y el enrojecimiento de las lesiones.

Diabetes:  El Neem puede llegar a reducir los requerimientos de insulina entre un 30% y un 50%, y muestra excelentes beneficios a los no insulino dependientes.

Cáncer:  En la corteza, las hojas y el aceite de Neem, han sido descubiertos polisacáridos y limonoides que reducen los tumores cancerosos.

Herpes:  Los extractos de la hoja de Neem combaten al virus del herpes y sana rápidamente las heridas, comezón, enrojecimiento y ámpulas.

Trastornos Dentales:  Investigadores alemanes han encontrado que el Extracto y la Corteza de Neem previenen las caries y trastornos dentales como hongos, gingivitis, piorrea, aftas, encías inflamadas y sangrantes, previene las caries y blanquea los dientes.

Dermatología:
  El Neem es altamente efectivo en los tratamientos contra el acné, salpullido, caspa y mezquinos, entre otros, reduciendo la erupción de la piel, cicatrizando y desinfectando las zonas dañadas.

Alergias:  El Neem inhibe las reacciones alérgicas mejorando las condiciones de ojos llorosos, lagrimeo y estornudos.

Úlceras.  El extracto de Neem ofrece una protección significativa del malestar, y acelera la cicatrización de las lesiones gástricas y duodenales.

Hepatitis:  Pruebas en lo Estados Unidos han demostrado que combate el virus que causa la hepatitis B, obteniendo excelente resultados.

Hongos: El Neem combate algunos hongos incluyendo los que causan pie de atleta y cándida, organismo que causa las infecciones en la boca conocidas como “fuegos”.

Malaria:  Un ingrediente activo en las hojas de Neem combate el virus de la Malaria.

Saludos y bendiciones
Naturista Joel 



lunes, 18 de marzo de 2013

Miomas, Tratamiento natural


Los miomas son los tumores benignos (no cancerosos) más comunes del tracto genital femenino. También son conocidos como fibromas, fibromiomas o leiomiomas. Se desarrollan en la pared muscular del útero. Aunque no siempre produzcan síntomas, su tamaño y localización pueden causar problemas en algunas mujeres, como por ejemplo gran sangrado ginecológico y dolor en el bajo vientre.

Aunque las causas exactas de la aparición de los miomas no estén todavía bien establecidas, los investigadores creen que se deban tanto a una predisposición genética como a una mayor sensibilidad a la estimulación hormonal (principalmente estrógeno). Algunas mujeres que pueden tener esta predisposición, desarrollan factores que permiten que estos crezcan bajo la influencia de las hormonas femeninas. Esto explicaría por qué razón ciertos grupos étnicos y familiares son más propensos a tener miomas.

Los miomas varían mucho en tamaño. En algunos casos pueden provocar un crecimiento acentuado del útero, simulando una gravidez de hasta 5 o 6 meses. En la mayoría de los casos los miomas son múltiples.

Los miomas pueden localizarse en diversas partes del útero. Existen, básicamente, cuatro tipos de miomas:

1 - Subserosos: Aparecen y se desarrollan bajo la capa (serosa) externa del útero y se extienden a través de ésta, dando al útero una apariencia nodular. Típicamente no afectan el flujo menstrual, pero pueden causar dolores en el bajo vientre, en la región lumbar y sensación de presión en el abdomen. Suelen desarrollar un cabillo o pedículo, haciéndolos difíciles de distinguir de un tumor ovárico en la ultrasonografía.

2 – Intramurales: Se desarrollan en la pared del útero y se extienden hacia adentro, aumentando el tamaño del útero. Son el tipo más común de mioma. Pueden causar sangrado menstrual intenso y dolores en el bajo vientre y en la región lumbar y/o sensación de presión generalizada en el bajo vientre, de que se quejan muchas mujeres.

3 – Submucosos: Se encuentran justo bajo el revestimiento interno del útero (endometrio). A pesar de que son el tipo menos comun de mioma, son los que más problemas suele causar. Incluso un pequeño mioma submucoso puede causar sangrado ginecológico masivo.

4- Pediculados: Son los miomas que inicialmente crecen como subserosos y se destacan parcialmente del útero, quedando ligados a éste apenas por una pequeña porción de tejido llamada pedículo. Se los puede confundir en la ultrasonografía con tumores ováricos.

¿CUALES SON LOS SINTOMAS MÁS COMUNES?

La mayoría de los miomas no presentan síntomas – apenas del 10 al 20% de las mujeres que tienen miomas necesitarán tratamiento.

Dependiendo de su localización, tamaño y cantidad, la mujer puede presentar los siguientes síntomas:

. Períodos menstruales prolongados y con aumento de flujo, sangrado fuera de época, algunas veces coágulos, y anemia. Estos son los síntomas más frecuentemente asociados a los miomas. Además, se pueden verificar:

. Aumento de intensidad de los cólicos menstruales.

. Dolor en el bajo vientre, o más precisamente, sensación de presión o incomodidad causada por el tamaño y peso de los miomas que presionan las estructuras adyacentes.

. Dolor en la región lumbar, parte lateral del abdomen o piernas (los miomas pueden presionar los nervios que atraviesan el bajo vientre y las piernas).

. Dolor durante el acto sexual.

. Presión en el sistema urinario, lo que siempre provoca un aumento de la frecuencia de la orina, principalmente en la noche.

. Presión en el intestino grueso, llevando al estreñimiento y a la retención de gases.

. Aumento de volumen abdominal que puede ser mal interpretado como subida progresiva de peso.

Si Usted tiene algunos de estos síntomas, visite a su médico.

¿QUIEN ES MAS PROPENSO A TENER MIOMAS?

Los miomas son tumores muy comunes. El número de mujeres que tiene miomas aumenta con la edad hasta la menopausia, cuando entonces éstos disminuyen por falta de estímulo hormonal. Aproximadamente un 20% de las mujeres presentan miomas entre los 20 y 30 años, un 30% entre los 30 y 40, y un 40% entre los 40 y 50 años. De 20 a 40% de las mujeres con 35 años o más, tienen miomas de tamaño considerable.

Las mujeres de color presentan mayor riesgo de desarrollar miomas: un 50% pueden tener miomas de tamaño significativo. No se sabe a ciencia cierta el porqué, aunque sí parezca existir un factor genético desempeñando un papel importante.

Si bien los miomas puedan aparecer en la mujer a los 20 años, la mayoría de las mujeres no presentan síntomas hasta los 30-40 años. Los médicos no son capaces de prever si un mioma va a crecer o provocar síntomas.

Los miomas casi siempre mejoran después de la menopausia, cuando los niveles hormonales bajan bastante, aunque esto no siempre sea cierto.

¿COMO SE DIAGNOSTICAN LOS MIOMAS?

En general los miomas primero se detectan durante el examen ginecológico, cuando el médico percibe el aumento de tamaño del útero.

Su presencia se confirma entonces por una ultrasonografía abdominal. Este es un exámen que no causa dolor, en el cual el médico desliza un instrumento (transductor) parecido al "mouse" de las computadoras sobre la superficie abdominal. Las ondas de sonido son transmitidas a través de la piel y permiten al médico "ver" el tamaño, forma y textura del útero. Una imagen es exhibida en la pantalla de la computadora a medida que el médico realiza la ultrasonografía.

Los miomas también se pueden apreciar a través de resonancia magnética (RM) o tomografía computarizada (TC), exámenes que tampoco producen dolor y que permiten un diagnóstico preciso.

Finalmente, la histeroscopia diagnóstica es una excelente opción, principalmente para evaluar la presencia de miomas submucosos. Un tubo muy fino (3 mm de diámetro), ligado a una micro cámara de televisión, es introducido a través de la vagina y del cuello uterino hasta el útero,
permitiendo al médico visualizar su interior y tomar muestras del tejido para análisis. Este procedimiento es realizado por el ginecólogo y se puede llevar a cabo en el mismo consultorio bajo anestesia local
Tratamiento
Tratamiento convencional de los miomas
Dependerá de cada caso, por lo que puede ir desde un tratamiento farmacológico a el tratamiento quirúrgico .A veces, se ha de extirpar el útero (incluso los ovarios)
Plantas medicinales
·         El Ñame silvestre (Dioscorea villosa): es muy rico en progesterona por lo que puede ser una de las plantas medicinales más indicada.
·         El Sauzgatillo (Agnus castus): es otra planta que puede ayudar muchísimo.
Lo delicado de este problema de salud hace muy necesario que el médico o especialista lleve un seguimiento hormonal del caso muy preciso.
Homeopatía
El especialista en homeopatía valorará la conveniencia de los remedios Calcarea Iodata y de Thuya, o los que considere oportunos.
Acupuntura
Es, sin duda, una de las terapias que más ayuda a regular la salud (en su totalidad) de las personas. A veces, no es posible tratar un síntoma o enfermedad directamente pero sorprende ver que muchos casos mejoran o se curan tratándolos de forma indirecta.
Biomagnetismo Medico
Esta terapia esta resultando excelente como auxiliar en este tipo de patologias
Nutrición
Elevar el nivel de glutatión al aportar cisteína bioactiva ha demostrado en estudios clínicos que ha ayudado disminuir y eliminar los miomas
Tratar de eliminar las grasas saturadas, los alimentos refinados. Se debería seguir una dieta lo más vegetariana posible y libre de productos lácteos y grasas animales (gran efecto estrogénico)
Tomar alimentos ricos en hierro: algas marinas (Espirulina, Iziki y alga Dulse), remolacha, verduras de color verde, legumbres, levadura de cerveza, quínoa, higos, almendras, etc.
Los cereales integrales y un buen aporte de frutas y verduras nos ayudarán a bajar de peso y reducir nuestro aporte de grasas.
Como la dieta es muy importante y se han de eliminar bastantes alimentos lo ideal es buscar asesoramiento con el médico o especialista a fin de evitar carencias nutricionales.
Las semillas de linaza, una cucharada sopera dos veces al día, puede ir muy bien ya, que por un lado, evita esa tendencia al estreñimiento y por otro facilita que el cuerpo elimine los estrógenos que ya no sean necesarios en lugar de dejar que se depositen en los receptores más habituales (mamas y útero)
Otros consejos
Las compresas de arcilla en el bajo vientre (cuantas más horas al día mejor) puede ayudar a reducir los miomas. Es importante que no nos de frío. Nos la podemos aplicar cada día excepto los días que nos dure la menstruación.
La hidroterapia también ha sido un remedio tradicional para los problemas femeninos ya que puede mejorar mucho la circulación de esa zona. Poner en trasero y la zona genital en un barreño con agua fría durante un par de minutos (por la mañana)
Es importante que el baño esté caldeado y que luego, tras secarnos muy bien, frotemos con un paño seco toda la zona hasta que notamos una agradable sensación de calor. Nunca hemos de quedarnos con frío.
¿Sabías que…?
Muchos miomas se reabsorben cuando llega la menopausia y ya no dan problemas.
Algunas mujeres los tienen y en cambio, no padecen ningún síntoma.

Saludos
Naturista Joel Martínez 

domingo, 8 de abril de 2012

Diagnostico por la lengua (GLOSODIAGNOSI)

Observación de la lengua.

La observación de la lengua constituye una parte importante de la inspección ocular. Tiene ya una historia muy larga, y en el Neijing hay testimonios de ello. Desde hace mas de mil años, este método ha venido desarrollándose en la práctica clínica acumulando ricas experiencias.

Relaciones entre la lengua, las vísceras y los órganos.

La lengua es el brote del corazón y es la manifestación exterior del bazo ("el humo del bazo"). Pero además está conectada con el resto de los órganos, todos ellos llegan a la lengua manifestando su condición energética. Proporciona datos sobre:

      • El estado general de la sangre y del la energía.

      • El estado general del bazo y el estómago.

      • La presencia o no de energías perversas.

        Durante años los médicos orientales fueron descubriéndola relación entre la lengua y cada uno de los órganos, llegando a conformar un mapa dividiendo la lengua en 4 partes: la punta, el centro, la raíz y los bordes. Que corresponden respectivamente al: corazón, pulmón, estómago, riñón, hígado, y la vesícula biliar.

        Observación de la lengua y la saburra.

        La observación de la lengua se concentra en el examen del cuerpo (músculo, tejidos y vasos) de esta y de la saburra ( capa que cubre la lengua ) que es producida por la energía de estómago. Una lengua normal debe ser blanda, con movimientos libres, de color rosado, y con una delgada capa de saburra levemente blanca, ni seca ni húmeda.

        Precauciones al observar la lengua

        Para evitar errores se deben tomar en cuenta algunas precauciones. Estas son la luz, la posición y su color. Se debe efectuar la observación bajo una luz natural y suficiente, para que la luz entre directamente en la boca. La luz artificial puede inducir a errores. Hay que hacer que el paciente saque la lengua de manera natural, con la punta un poco hacia abajo, y bien extendida, sin realizar un esfuerzo excesivo por sacarla, para que conserve su forma y color naturales.

        Algunas comidas o medicinas pueden teñir la lengua de color especial, por ejemplo: la aceituna negra tiñe la saburra de negro; la vitamina B2, de amarillo; el tabaco y el vinagre de color gris o ceniza, al igual que el bismuto o la regaliz u hongos; el níspero de color amarillo como el jugo de naranja. Los antibióticos dan coloraciones variadas. Las bebidas calientes pueden enrojecer el cuerpo lingual. Las dolencias donde se respira por la boca abierta promueven la sequedad de la lengua. Varias pastas dentífricas dan un tono verdoso a la lengua como ocurre con la infusión de mate (Ilex Paraguariensis, típica de Argentina, Uruguay y Paraguay) Por eso si se observa un en el examen un cambio que no corresponde al síndrome, se debe preguntar al paciente sobre la comida o medicina que ha tomado para evitar una mala interpretación en el diagnóstico.

        Manifestaciones patológicas de la lengua

        Zhenjiazhijue, antiguo médico chino, decía: "Al examinar la lengua se debe diferenciar el cuerpo de la lengua de la saburra. Aunque la saburra sea mala, si la lengua es normal, solo indica lo turbio de la energía del estómago."
        Xingse Waizhen Jianmuo, señala: " La saburra, aunque altere su color, todavía indica enfermedades fáciles de curar".

        Observación del color de la lengua

        Lengua azulada: expresa frío interno o sangre estancada que no circula.

        Lengua pálida: indica síndrome de frío. Es un síntoma de la debilidad de la energía yang y de la insuficiencia de sangre y energía.

        Lengua roja: indica calor ( en general atacando al pericardio o corazón ). La energía y la sangre circulan con rapidez, lo que se refleja en la lengua. Se observa en síndromes de calor interno o en los de deficiencia de yin. También por calor externo o sequedad.

        Lengua escarlata: en el período avanzado de las enfermedades febriles causadas por factores patógenos exógenos, indica que el calor ha penetrado en la sangre. En los pacientes crónicos sugiere hiperactividad de fuego por deficiencia de yin. También fuego ascendente en corazón.

        Lengua púrpura: si además es seca, con poca saliva, indica estancamiento de energía y sangre debido a la hiperactividad del calor patógeno que ya perjudica a los fluidos corporales. Si es clara y húmeda, indica estancamiento en los vasos sanguíneos debido al exceso de frío interno. Los puntos de color purpúreo son equimosis e indican estasis de sangre.

        Lengua grisácea: indica intoxicación y estado grave.

        Observación de la forma de la lengua

        Se observa principalmente la textura y las anormalidades de la forma. Una lengua húmeda con brillo indica suficientes líquidos corporales, una seca indica consumo de los mismos. Una lengua con texturaáspera, vieja, indica síndrome de exceso o de calor, etc.

        Hinchada: obesa, que necesita mas espacio en la boca, y es:

        • Tierna y de color pálido: indica deficiencia de yang de bazo y riñón, mala transformación de líquidos corporales, estancamiento de agua, de flema o humedad.

        • Si tiene impresiones dentarias indica deficiencia o frío internos o humedad interna.

        • Muy obesa y de color rojo oscuro indica el exceso de calor en el corazón y bazo.

        • Si es obesa de color purpúreo y opaco se observa en casos de intoxicación.

        Delgada: pequeña y fina indica la insuficiencia de sangre o yin.

        • Si es de color pálido señala la deficiencia de sangre y de Qi.

        • Y seca de color rojo oscuro, indica hiperactividad de fuego debido a la deficiencia de yin y a la pérdida de líquidos corporales.

        Agrietada: con surcos y grietas. De color rojo oscuro, indica exceso de fuego que perjudica los líquidos corporales. De color pálido manifiesta la deficiencia de sangre. Si las grietas están desde el nacimiento, no se consideran patológicas.

        Con impresiones dentarias: indica la deficiencia de la energía del bazo. Si es además húmeda y pálida, sugiere acumulación de frío humedad.

        Espinosa: con papilas reproducidas o hinchadas.

        • Si es seca, indica hiperactividad de calor patógeno

        • Si se ubican en una zona específica de la lengua, se debe relacionar con el órgano correspondiente. Por ejemplo si las papilar están hinchadas en la punta, manifiestan exceso de calor en el corazón.

        Geográfica: con partes peladas sin papilas, como si fuera un espejo. Es signo de calor interno.

        Observación de los movimientos de la lengua

        Rígida: sin movimientos libres, que dificulta el habla, se observa en enfermedades febriles causada por factores patógenos externos y se debe generalmente a la obstrucción interna de flema causada por calor. También es un signo importante de viento interno, producido por el fuego hepático.

        Fláccida o paralizada: blanda con dificultad de movimiento, indica deficiencia excesiva de Qi y sangre.

        • Si es de color pálido en una enfermedad crónica, expresa deficiencia de sangre y energía.

        • Si es de color rojo oscuro y seca, es signo de agotamiento de yin.

        Temblorosa: que no se contiene, tiembla. Es signo de viento interno.

        • Si se observa en una enfermedad prolongada y es pálida, se debe a la deficiencia de sangre y energía.

        • En enfermedades febriles, indican viento por excesivo calor.

        Larga: sale de la boca, y lame constantemente los labios, como en las personas con síndrome de Down.

        • Indica calor en el corazón o en el bazo.

        • Oligofrenia. ( alteración del Jing ancestral )

        Desviada: que se inclina a un lado, indica viento interno.

        Corta: está encogida y no puede salir de la boca a pesar de los esfuerzos.

        • Si es pálida verdosa y húmeda, sugiere frío que paraliza los tendones.

        • Si es obesa, expresa flema - humedad

        • Si es seca y de color rojo oscuro, calor interno con deficiencia de yin.

        Observación de la saburra

        La saburra es producida por el ascenso de la energía del estómago. Y su observación comprende la del color y la de su calidad.

        Color de la saburra

        La saburra puede ser de diferentes colores, ya sea: blanco, amarillo , gris, o negro.

        Saburra blanca: Se ve en general en los síndromes de frío o de ataque exterior climático. Una saburra delgada se considera como normal. Pero cuando el cuerpo es atacado por algún factor patógeno exógeno, y este se encuentra todavía en la superficie del cuerpo, no produce cambios notables en la saburra. Por eso la saburra blanca y delgada puede ser considerada como un signo de que el factor patógeno no ha penetrado al interior del cuerpo.

        • Una lengua pálida con saburra blanca, indica frío interno.

        • Una lengua cubierta con saburra blanca como harina de trigo, pero no seca, se debe a la existencia en el interior del cuerpo de calor por un ataque exógeno, se ve con frecuencia en las epidemias o en los forúnculos internos.

        Saburra amarilla: Calor externo o interno. En general mientras mas amarilla esté , mas calor indica. También indica calor interno, y puede cambiar de blanca a amarilla, luego de un ataque externo, indican que el factor patógeno se está convirtiendo en calor interno. En general está asociada a una lengua roja. Pero si se presenta en una lengua pálida, obesa y tierna, con saburra amarilla y húmeda y resbaladiza, hay que pensar en la mala transformación del agua debida a la deficiencia de yang.

        Saburra gris: Indica un síndrome interno. Puede expresar tanto frío como calor. En general se transforma en negra, pero puede provenir de una saburra blanca o amarilla. Si es gris y húmeda, manifiesta frío interno, o acumulación de humedad o flema. Si es seca, se debe al exceso de calor que daña los líquidos corporales o exceso de fuego por deficiencia de yin.

        Saburra negra: indica que el paciente está en un período grave de enfermedad. Si la saburra negra está seca, con grietas, y con espinas, indica agotamiento de los líquidos corporales, debido al exceso de calor. En cambios i es húmeda y resbaladiza, es signo de exceso de frío causado por la deficiencia de yang.

        Calidad de la saburra

        Principalmente se observan los cambios de grosor, en la humedad, si es pegajosa o resbaladiza, se está pelada o tiene o no la raíz.

        A) El grosor: si a través de la saburra se percibe cuerpo de la lengua, esta saburra se considera delgada. Si no se percibe, es gruesa. La observación del grosor de la saburra ayuda al conocimiento de la gravedad y la evolución de la enfermedad. Al principio el factor patógeno se encuentra en la superficie y la enfermedad es aún ligera, la saburra se ve delgada. Cuando a el factor patógeno penetra en el interior, y la afección se vuelve mas grave, la saburra es mas gruesa. Entonces la evolución de delgada a gruesa expresa la penetración de la energía perversa. La enfermedad se agrava. Si por el contrario se transforma de gruesa a delgada, indica pronóstico favorable.

        B) La humedad: la saburra normal es húmeda, y esto indica que los líquidos corporales llegan a la parte alta sin dificultad. Por eso la observación de la humedad sirve para conocer el estado de los líquidos corporales. Cuando la misma está seca, sin líquidos, sugiere un síndrome causado por exceso de calor que daña el yin. Si está con demasiada agua, se siente húmeda y resbaladiza, indica estancamiento de agua y humedad. Si la saburra cambia de seca a húmeda, manifiesta la retirada del calor, la recuperación de los líquidos corporales y por lo tanto mejoría En cambio la evolución de húmeda a seca indica agravamiento.

        C) Saburra pegajosa: si es pegajosa, que no se quita fácilmente, expresa afección causada por la humedad o acumulación de flema y estancamiento de los alimentos, en la cual la energía yang está restringida por factores patógenos de naturaleza yin. Si la saburra es esponjosa y se quita fácilmente, es causada por el ascenso de lo turbio del estómago, y representa estancamiento de alimentos en el estómago.

        D) Pelada: Si la saburra desaparece súbitamente y no renace, de modo que la lengua se ve tan pelada como un espejo, indica que se agota el yin del estómago, y este está muy dañado. Pero si por el contrario no se pela totalmente, se llama saburra - mapa, y es signo de daño del yin del estómago apero de menor gravedad que el anterior.

        E) Arraigada o sin raíz: Se llama arraigada cuando la saburra a pesar de ser rasparla con una gasa o querer limpiarla, permanece adherida al cuerpo de la lengua En general indica síndrome de exceso, de calor y la existencia de la energía del estómago. Si la saburra no está muy pegada, y se quita fácilmente, como si estuviera flotando, se llama saburra sin raíz, e indica por lo general un síndrome de deficiencia, de frió, y en la debilidad de la energía del estómago.

        Informes y consultas socios.1@hotmail.com

Curso Auriculoterapia (Vídeo 2)

Curso Auriculoterapia (Vídeo 1)